GUÍA PARA TUS FOTOGRAFÍAS DE MENÚ

Bienvenido a la guía Yending para fotos de menú, te recomendamos seguir estos tips para crear contenido increíble y con mucha calidad. Recuerda que más vale una imagen que mil palabras, así que ¿listo? ¡aquí vamos! 

POR YENDING

Cuestión de tiempo

Dedícale un momento de tu día, al menos una hora, de esta forma podrás planificar mejor la foto que quieres tomar, preparar los platillos y obtener las mejores fotos posibles.

La cámara de tu teléfono celular puede tomar fotos buenísimas, no importa si no es el último iPhone, todo está en la luz y en el encuadre. Siempre toma tus fotos en horizontal con relación de aspecto 4:3 (o en palabras simples: acostadas), ya que es el formato que utilizamos en la app de Yending. Si subes tus fotos en vertical lo que pasará es que se verán mal pues van a estirarse, aquí un ejemplo:

Correcto
Incorrecto
Resultado de subir una foto incorrecta

Cuando encuadres trata de que tu producto ocupe entre un 70% – 80% del total de la foto, trata de obtener encuadres que dejen ver la textura y los detalles, que permita identificar los ingredientes principales.

Encuentra la luz adecuada

No necesitas un equipo de fotografía profesional tu mejor amigo es el sol, cualquier superficie es útil para tu foto, una silla, una mesa, incluso el suelo, se trata de que la luz ilumine de manera indirecta tu producto, la luz natural lo hará ver fresco solo trata de evitar la luz directa ¿tal vez usando una cortina traslúcida?

Utiliza tu ingenio, una cartulina blanca colocada en la dirección opuesta a la luz podría servirte para “rebotar la luz” y evitar demasiadas sombras, es importante entender que esto es prueba y error y que conforme vayas repitiendo la foto en diferentes encuadres encontrarás alguna que te agrade.

Encuentra el ángulo

Las fotos tomadas “desde arriba” son buenas para comida en tazones, de esta forma tu cliente verá los ingredientes que hay dentro. Piensa en un ángulo de 45° cuando tomes fotos “de lado” (toma la foto desde la misma posición de tus ojos) por ejemplo a una hamburguesa, un sándwich o algún producto alto.

Muestra lo que lleva dentro

Muchas veces es mejor cortar las cosas a la mitad y hacer que se vea todo lo rico que hay por dentro, sobre todo cuando se trata de hamburguesas, burritos, wraps, sándwiches Etc.

Haz que resalte el color

Incluso los platillos deliciosos a veces se pueden ver aburridos. Siempre que sea posible añade algún tipo de guarnición para crear un toque de color.

Sé veloz

Siempre trata de tomar la foto apenas el platillo esté servido, ya sea para capturar el vapor en caso de ser un plato caliente o de capturar la sensación de frescura. 

Hazlo único

Sigue tu estilo, es parte de tu marca. Trata de capturar la esencia del lugar, varía las superficies en las que pones los productos para fotografiarlos, pero recuerda siempre: el producto es la estrella.

Mantenlo simple, todo el tiempo.

Muchas veces pensarás -oye, en una foto puedo poner 3 platos- pero no, no lo hagas, recuerda que tu producto es la estrella y no debe opacarse. La gente necesita identificar bien lo que está comprando.


ESTO NO.

No incluyas gente o caras en tus fotografías, ya que distraen, las manos algunas veces están bien.

No uses filtros, por mucho que te veas tentando a hacerlo, los filtros muchas veces dan tonalidades que no son agradables para la comida.

Ten cuidado de los lugares en los que tomas las fotografías, trata de que sean superficies que estén y se vean limpias, limpia tus vasos, copas, tenedores, cuchillos antes de la sesión y trata de que no estén manchados.

No añadas texto, logos, ni algún tipo de gráfico a tus fotografías, a menos que sea parte del platillo o parte del empaque.

No tomes las fotos ni muy lejos ni muy cerca. Sabrás que es la distancia correcta cuando en tu foto se puedan apreciar los detalles y colores del producto.

Evita tomar fotografías con luz artificial, muchas veces las lámparas tienen tonos azules o amarillentos y no ayudan a la estética de la foto, incluso pueden darle un ‘look’ medio extraño.

No fuerces los ángulos, no todos tus productos salen bien con tomas “desde arriba” y no todos se ven bien con tomas “desde los lados”, juega con los ángulos para lograr la foto adecuada.

No utilices fotos de otros lugares para el tuyo, no es ético y los ingredientes podrían variar demasiado.

Cuida el ángulo de tu foto, desde este encuadre es difícil ver los ingredientes y darnos una idea del tamaño de la porción.

El flash muchas veces no ayuda a tu fotografía, si el lugar está oscuro trata de iluminar el producto (luz blanca de preferencia).

Esta foto está demasiado cerca y con muy poca luz, además de que no está enfocada.

ESTOS SON BUENOS EJEMPLOS DE LO QUE DEBERÍAS BUSCAR

Foto: Chilakilling
Foto: Kirei Sushi Bar
Foto: Apapacho Bistró

¿aún no estás en yending?

Somos la forma más fácil de tener servicio a domicilio
INSCRÍBETE

Comparte lo bueno:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

¡recibimos tus datos!

En los próximos días nos pondremos en contacto contigo para brindarte toda la información sobre nuestro servicio.

Yending